Entrada destacada

COMO QUIEREN SER CUIDADOS LAS PERSONAS MAYORES

Os invito a ver este vídeo, para comprender como quieren y querremos, (cuando seamos personas mayores ) ser cuidados, para reflexionar......

lunes, 5 de octubre de 2015

ESTRATEGIAS DEL INTERLOCUTOR QUE INTENTARÁN BLOQUEAR Y ATACAR TUS RESPUESTAS ASERTIVAS.


   


Reírse.

Responder a tu reivindicación con un chiste. (¿Sólo tres semanas tarde? ¡Yo he conseguido ser todavía menos puntual!)

Utiliza en estos casos la técnica para procesar el cambio (Las bromas nos están apartando del tema) y la del disco roto (Sí, pero…)

 Culparte del problema.

(Haces siempre la cena tan tarde que luego estoy demasiado cansado para lavar los platos.)

Utiliza la técnica de la claudicación simulada (Puede que tengas razón, pero tú estás rompiendo tu compromiso de lavar los platos), o simplemente no te muestres de acuerdo (Las diez es una buena hora para lavar los platos).

Atacar.

Consiste en responder a tu afirmación con un ataque personal del siguiente tipo: «¿Quién eres tú para molestarte porque te interrumpan? iEres la fanfarrona más grande que conozco!»

Las mejores estrategias en estos casos son la técnica del disco roto o la de ignorar (Veo que estás de mal humor, ya hablaremos más tarde).

Retrasar.

Tu reivindicación es recibida con un «Ahora no, estoy demasiado cansado» o « Puede que en otra ocasión...».

Utiliza en estos casos la técnica del disco roto o insiste en fijar una fecha para discutir el asunto.

Interrogar.

Consiste en bloquear cada una de tus afirmaciones con una serie continuada de interrogantes: «¿Por qué te sientes así?...Todavía no sé por qué no quieres ir... ¿Por qué has cambiado de opinión?».

La mejor respuesta es utilizar la técnica para procesar el cambio (Porque no es ese el problema. La cuestión es que no quiero ir esta noche) o la del disco roto.



Utilizar la autocompasión.

Tu reivindicación es recibida con lágrimas y con la acusación implícita de que eres un sádico.

Intenta seguir adelante con tu guión, utilizando la técnica del acuerdo asertivo. (Sé que te resulta doloroso, pero tengo que resolverlo.)

Buscar sutilezas.

La otra persona intenta discutir sobre la legitimidad de tus sentimientos o sobre la magnitud del problema, etc., para así distraer tu atención.

Utiliza en estos casos la técnica para procesar el cambio (Nos estamos entreteniendo en sutilezas y apartándonos de la cuestión principal), junto con la reafirmación de tu derecho a sentirte como te sientes.

Amenazar.

Tu interlocutor intenta amenazarte con frases como ésta: «Si sigues con la misma cantinela, vas a tener que buscarte otro novio».

Utiliza en estos casos la técnica de la pregunta asertiva (¿Por qué te molesta mi petición?). También puedes utilizar la técnica para procesar el cambio (Eso suena a amenaza) o la de ignorar.

Negar.

Consiste en hacerte creer que te equivocas: «yo no hice eso» o «De verdad que me has malinterpretado».

Reafírmate en lo que has observado y experimentado y utiliza la técnica de la claudicación simulada. (Puede parecer que estoy equivocado, pero he observado que...).