Entrada destacada

COMO QUIEREN SER CUIDADOS LAS PERSONAS MAYORES

Os invito a ver este vídeo, para comprender como quieren y querremos, (cuando seamos personas mayores ) ser cuidados, para reflexionar......

lunes, 5 de octubre de 2015

¿QUÉ ES UNA OSTOMÍA?


Una ostomía es la creación de un orificio (estoma) que comunica una zona del interior del organismo con el exterior.
Recibe el nombre de la zona donde se realiza el orificio o estoma como, por ejemplo: traqueotomía, colostomía, gastrostomía, etc.
Las ostomías se realizan para intentar mantener la función de un órgano que por una patología o traumatismo ha dejadode cumplir su función.
Las funciones que suelen recuperarse con este tipo de tratamiento quirúrgico son:


1. La función de  alimentación (esofagostomía, gastrostomía, yeyunostomía).
2. La función de evacuación o eliminación de productos de desecho (ileostomía, colostomía, sigmoidostomía, urostomía).
3. La de restablecer o mantener  la función respiratoria (traqueostomía).


CUIDADO DE UNA OSTOMIA
Hay que tener siempre una higiene y aseo adecuado de la zona de la ostomía y de la piel que la rodea. Vamos a diferencia los cuidados de cada tipo de estoma:


1. En los estomas con función de alimentación, la que se suele encontrar con más facilidad en un paciente es la gastrostomía. Consiste en un orificio que atraviesa la pared abdominal y llega hasta el estómago. En dicho
orificio, se coloca una sonda por la que se introduce la alimentación al paciente.


Algunos puntos a tener en cuenta:


Cuando introducimos la alimentación hay que pasarla a un ritmo lento, para evitar posibles diarreas.
Antes y después de poner la alimentación, hay que pasar agua para evitar que la sonda se obstruya.
En el caso de que se produzca obstrucción de la sonda, hay que intentar desobstruirla utilizando agua tibia.
Es necesario proteger la piel de alrededor del estoma con una gasa, para evitar que la sonda se marque en la piel, y deberemos aplicar crema o vaselina para mantener hidratada la piel de alrededor del estoma.


2. En los estomas con función de eliminación, el más común es la colostomía. Es un orificio que atraviesa la
pared abdominal y llega hasta el colon, con un repliegue del tejido de la zona intestinal que forma el estoma; se observa a simple vista como una especie de cráter, por el cual el paciente elimina las heces. Debemos tener en cuenta los siguientes puntos: Hay que realizar una buena higiene y aseo de la zona del estoma, utilizando agua tibia y un jabón neutro. Tendremos cuidado de  no realizar fricciones de ningún tipo en esta zona. Para la zona periestoma utilizaremos una esponja natural. A todas estas ostomías de eliminación se les pone una bolsa para recoger los productos de desecho que normalmente se fija con un disco adhesivo.
Los adhesivos suelen producir irritación de la piel donde se colocan, por lo que es conveniente, siempre que haya que cambiarlo, retirarlo con cuidado sin dar tirones, aplicando una fuerza continua y retirándolo en un solo intento, sin realizar una maniobra brusca. Al colocar el disco hay que ajustar lo máximo posible el orificio que hacemos en el adhesivo del mismo, al diámetro del estoma, para evitar que las heces se introduzcan por dentro del adhesivo e irriten la piel de alrededor del estoma. Es necesario llevar un cierto  control de las características de las heces, como frecuencia, consistencia, color y la aparición de sustancia que no debe haber en las heces como sangre, moco. Si se presentara cualquier tipo de irritación o ulceración de la piel, consultar con enfermería la manera de tratarla 


3.  En los estomas con función de mantener la respiración, como la traqueostomía, que es un orificio que va desde el exterior al interior de la tráquea (con el fin de que el paciente pueda mantener su función respiratoria) se suelen realizar cuando hay una obstrucción de vías aéreas superiores. A todo paciente con traqueostomia se le introduce una cánula que puede ser de uno o dos tubos (la más utilizada suele ser la de doble tubo) y los materiales pueden ser de plata o de silicona, los más habituales. Debemos tener en cuenta:
Las cánulas hay que tenerlas siempre permeables, por lo que hay que realizar una higiene de estas
cánulas de forma concienzuda, eliminando los restos de secreciones secas. La limpieza se suele realizar
sumergiendo las cánulas en suero fisiológico; en algunos casos, se utiliza también algún tipo de antiséptico pero lo mejor es consultar con su enfermera.